En los pueblos

 

 

 

 

           Como bien dice el refrán, "La buena tela en el Arcón no se vende".

 

        Por ello es necesario difundir. Poner en conocimiento de nuestros vecinos las bondades de nuestro quehacer, trasladando con ello nuestras alegrías; porque es bueno compartir nuestras inquietudes con los demás. Eso une e integra pensamientos.